Comprar un auto usado, ¿conviene?. Ya sea nuevo o usado, adquirir un auto puede significar muchas cosas, pero sea la que sea, es una compra importante dado el desembolso que significa, producto de tu ahorro, tiempo y esfuerzo. Este es un texto del experto en autos, Iván Chávez.

Si ya es un hecho que no puedes pagar un auto nuevo, voltearemos a ver la opción de comprar un auto usado, estos, como todo, tienen sus ventajas y desventajas, así que trataremos de hacer un análisis equilibrado y que en lo posible se incline al lado de las cosas buenas.

Primero define qué necesitas. Esto no sólo con un auto usado, también cuando sea nuevo. Si te dejas guiar porque “es que estaba muy barato”, puede que luego te arrepientas, ya que podrías elegir algo no tan útil, solo por aprovechar la oferta. Un auto es para un buen tiempo, meses e incluso años, por ello es muy importante saber y definir qué necesitas.

Define tu presupuesto y ajústate a él. Es muy común que, por poner un ejemplo y cerrar números, empieces en 100 mil, pero ves algo que sólo cuesta 10 mil más y ya subiste a 110; y luego otro auto que trae algún aditamento interesante por sólo 5 mil pesos, vamos en 115 mil… y de repente ya vas 30% arriba de lo que tenías presupuestado y hasta terminas pidiendo prestado.

¿Crédito o contado al comprar un auto usado? 

Si te aplicaste bien y seguiste los consejos de Cooltura Financiera, ya hiciste tu ahorrito y puedes pagarlo de contado, ¡excelente! Eso te abre posibilidades y te da opción de negociar un poco más, te ahorras la deuda y ¡No pagas intereses! Lo cual al final de un plazo largo, se vuelve una cantidad muy significativa.

Si te vas a ir por un crédito, ten presentes cuáles son tus gastos fijos y cuánto puedes destinar para un auto. Muchas financieras piden que ganes 3 o hasta 4 veces el monto mensual a pagar, pero también hay unas que ni siquiera piden comprobante de ingresos. No vayas a ahorcarte tú solo y te quedes sin comer por querer comprar un auto.

Solicita cotización en más de un lugar, puede haber diferencias significativas en las tasas de interés o comisiones.

Infórmate bien. Ahora el internet nos da muchas herramientas de búsqueda, miles de páginas de autos y foros donde puedes investigar cuáles son las fallas principales que le pasan al auto que estás buscando. Cuánto cuesta mantenerlo, qué tan fácil es encontrar las piezas y qué tan caras son.

También revisa el nivel de confiabilidad del auto en general, hay autos que fallan más que otros, unos que tienen fama de confiables y otros que ya ni regalados son buenos.

Ya bien informado y habiendo leído un poco, busca la unidad que quieres. Esto puede ser también en línea, en anuncios clasificados, con particulares, lotes de autos o en la sección de usados de las agencias de nuevos.

En las agencias suelen tener un amplio abanico de los autos que toman a cuenta y resultan ser una opción más segura para llevar a cabo la operación. Da mas confianza dar tu dinero a una empresa bien establecida que a un desconocido que te topes en la calle. Además, algunos concesionarios ofrecen algún tipo de garantía por el auto que acabas de adquirir, lo cual te brindará más de tranquilidad.

Kilometraje. ¿Qué tantos kilómetros son muchos kilómetros?

Es muy oído y visto que lo normal de kilometraje son 20 mil km por año; esto puede variar muchísimo, todos tenemos diferentes hábitos de manejo y hay una gran diferencia entre ciudades.

Hay mucha gente que cuando ve un auto con 100 mil km ya le da miedo y se le hacen muchos, sin embargo, puede haber autos con solo 10 mil y que estén en peores condiciones mecánicas aunque por fuera se vean como nuevos. El tipo de uso que se le ha dado al auto y qué tan cuidadoso fue el dueño es de vital importancia e influencia sobre las condiciones del auto.

Si ves que tiene muy pocos kilómetros, también duda de ello. Es muy fácil y barato modificar un odómetro (el cuenta kilómetros del auto), y bien pudo el auto traer ya 400 mil km y tú bien feliz de que lo compraste con “solo” 150 mil.

Quizá también quieras leer: Comprar un auto, una decisión que debes planear bien

Independientemente de dónde o con quién hayas decidido comprar tu auto, chécalo con tu mecánico de confianza o en el concesionario de la marca. Tal vez te cobren, pero bien vale la pena los $700 u $800 pesos de un diagnóstico bien realizado, antes de desembolsar el total del auto y llevarte sorpresas cuando ya es tuyo. No quieres llegar al punto donde gastes más en refacciones y reparaciones que lo que hubieras pagado de mensualidad de un auto nuevo.

A checar papeles y estado del auto ante las autoridades.

Fíjate bien a nombre de quién está la primera factura o si ya fue de aseguradora, que un auto venga de uso de empresa muchas veces significa que fue ya usado más de lo normal. En varios casos he visto autos con más de 70 u 80 mil km de uso por año y pasan por varias manos, esto afecta qué tan cuidado y en qué condiciones ha sido manejado el auto

¿Está en regla toda la papelería? Checa si hay adeudos, multas, choques, delitos, reportes de robo, factura original, consecutivo de facturas, etc..

¿Ya te convenció todo del auto? Un contrato de compra-venta ayudará a proteger al comprador y vendedor; si vas a dejar algún tipo de apartado y soltar ya dinero en cualquiera de sus formas, no olvides que te den un comprobante de recibido.

Además, guarda tus papeletas de depósito, capturas de pantalla, cheques, etc… trata de hacer los trámites lo más claro posible. No hagas cosas solamente en línea, conoce a quien te está vendiendo el auto, es mas fácil que caigas en fraudes si haces todo solo por redes sociales.

Ahora, ya que te entreguen la factura, independientemente de que sea con endoso o refacturación, no olvides hacer el cambio de propietario para ya dejar el auto a tu nombre y evitar problemas posteriores.

Comprar un auto usado es algo muy importante, infórmate bien, hazlo con tiempo, no caigas en prisas, sigue los consejos de Cooltura Financiera ¡Y disfruta de tu nuevo logro!

Iván Chávez, es consultor automotriz y dirige el sitio de Facebook: Autos con Iván con Chávez.

Compartir
Artículo anteriorAFORE o Plan Personal de Retiro, ¿qué me conviene?
Siguiente artículoAhorrar e invertir para metas de corto plazo
Dedicado a buscar las mejores formas de ahorrar y optimizar el dinero para construir y alcanzar metas financieras.