El seguro para casa: Protección para los ladrillos y/o tus pertenencias.

Derivado de los lamentables hechos ocurridos en días anteriores con los fuertes sismos del 7 y 19 de septiembre ocurridos en el centro y sur de México, el seguro para casa habitación se ha convertido en un término harto mencionado. Y sí, muchos estamos hablando de él pero, ¿ya estás haciendo planes para contratarlo?

Actualmente menos de 5% de las viviendas en México están aseguradas. Las razones por las que estos seguros no se venden son diversas, entre las que se encuentra el hecho de que muchas personas rentan el lugar en el que viven. Si ese es tu caso te tengo una noticia, aunque sea sólo renta, un seguro también puede proteger únicamente lo que hay dentro de tu hogar porque esas cosas sí son tuyas a diferencia del inmueble. A veces perdemos de vista que el valor económico de todo lo que poseemos suma cantidades tan grandes, que sería difícil reunirlo todo de nuevo en caso de que perdiéramos todo de la noche a la mañana. Tal como está sucediendo en estos momentos en distintos puntos del país.

Saca cuentas del valor de tus electrodomésticos, de tu pantalla plana, de tu recámara, de la sala y el comedor que compraste con tanto esfuerzo. De los pares de zapatos que has logrado acumular o de la ropa que vistes a diario. ¿Cuánto te costaría reponer todo? Ya sea mucho o poco lo que has logrado adquirir, cuando sumas de poquito en poquito te darás cuenta de que los años de esfuerzo y las quincenas que se fueron en acondicionar tu casa, representan mucho más de lo que recordabas.

Otro pretexto por el cual no invertimos en un seguro para nuestra casa es que “mi depa’ ya tiene seguro porque la hipoteca lo incluye”. Te tengo otra noticia interesante: El seguro de la hipoteca sólo cubre la construcción, no tus pertenencias.

Justo estos momentos nos llevan a reflexionar y es fundamental pasar de la reflexión a la acción. ¿Cómo empezamos? Acercándonos a una agente de seguros que nos explique los costos, opciones, coberturas existentes, formas de pago, etc… Cuando te informes te darás cuenta de que contratar un seguro es mucho más accesible de lo que te hubieras imaginado.

Un seguro para tu casa puede costar desde 5 mil pesos al año, hasta 12 mil o más dependiendo lo que contrates. Cuando nos enfrentamos a momentos tan duros como los que estamos viviendo, esta cantidad definitivamente es poca a cambio de tener la tranquilidad de contar con un respaldo que proteja nuestro patrimonio.

Alguien decía, hoy más que nunca es momento de contratar un seguro de casa. Yo digo que ayer, hoy y siempre, será momento para hacerlo. No sólo estamos expuestos a sismos. Podemos sufrir un robo, un incendio, inundaciones a causa de lluvias o huracanes. El seguro también nos cubre si alguien sufre un incidente en nuestra vivienda, si se rompe un cristal o si necesitamos apoyo para temas de plomería o electricidad.

Un abrazo a todos a quienes sin importar los meses que han transcurrido, siguen atravesando momentos difíciles. A quienes tienen la bendición de haber pasado por todo esto sin afectaciones, es momento de comenzar a crecer en la cooltura de la previsión, es tiempo de pensar más en nosotros y en nuestros seres queridos. La mejor arma para crecer, tener tranquilidad y salir adelante, es proteger nuestro patrimonio. Piensen que asegurar su vida, su vivienda y su salud, es el más grande acto de amor propio y amor por los demás.

Deja un comentario